Scroll

La Feria de Abril

Consejos para disfrutar al máximo de la Feria de Abril de Sevilla



Logo

Que la Feria de Abril de Sevilla es sólo para unos pocos con caseta es un mito

No te vamos a engañar, para sacarle el mayor provecho debes echarte un amigo sevillano, uno que te guíe por el Real de la Feria. Pero tranquilo, en las largas colas del autobús, del metro o por la calle siempre encontrarás a un buen sevillano que te aconseje a donde ir y cómo. Desde Casa del Pozo Santo queremos que te sientas como un auténtico sevillano, aquí van nuestros consejos:


La Vestimenta

Sí, en Sevilla nos arreglamos y mucho, nos gusta ir de punta en blanco.

Si no dispones de un traje de flamenca y prefieres ir acorde a tu estilo no te preocupes, pero eso sí, arréglate. Para la mujer: vestidos vaporosos, faldas largas, o pantalones palazzo, con camisas de tirantas (suele hacer mucho calor y más dentro de las casetas, ya lo verás), cuñas de esparto (te vas a hartar de andar por el Real, así soportarás mejor las rutas de caseta en caseta) y alguna chaquetita para la vuelta de madrugá a casa, nunca viene mal. Ponte una flor bajo la oreja con orquillas y pendientes largos, eso sí, todo con colores vivos, que se note la primavera y la alegría. Te sentirás como una sevillana más. No te olvides de llevar contigo un buen abanico, lo vas a necesitar. Para los hombres: pantalones chinos, de colores claros, camisa y chaqueta. Es la mejor opción. A no ser que prefieras ir de ‘corto’, como los que van montando a caballo…



Las Casetas 

En Sevilla tenemos de todo, casetas públicas y privadas.

Las públicas corresponden a las casetas de los partidos políticos, los distritos (Norte, Sur, Este y Oeste), y algunas más. Una de las más baratas con un ambiente más desenfadado y callejero es la ‘Pecera’, cerca de la Portada. En cuanto a las privadas, hay de todo, están los grandes clubes como Pineda o las pequeñas y coquetas que pertenecen a familias y asociaciones de amigos. No todas están cerradas al resto del público durante todo el día, muchas cuentan con un portero a partir de la caída de la noche (para evitar jaleo), por lo que si le echas cara puedes entrar libremente en muchas, eso sí, no te olvides, para el sevillano la caseta de la feria es la extensión de su hogar, con educación y simpatía se va a cualquier parte ¿no?


La noche del ‘pescaíto’

Es la noche del lunes al martes, todas las casetas realizan una cena de socios

Donde se come ‘pescaíto’ frito, jamón y gambitas. A las 0:00 se produce el ‘Alumbrao’, que es la primera vez que se ilumina la Portada y el resto de farolillos de la Feria, un espectáculo. Es en este momento cuando damos por comenzada la Feria. Esa noche no deberías ver a ninguna mujer vestida de flamenca, aunque siempre te puedes cruzar a alguna despistada, muchas señoras aprovechan para sacar del fondo del armario sus impresionantes mantones de manila.


Coche de caballos

Si quieres pasearte por el Real de la Feria como un auténtico señor o señora

el coche de caballo es una buena elección. Se pueden alquilar por horas, pero debe ser antes de las 20:00pm, a partir de esa hora desaparecen del Real, con el consiguiente paseo de los coches de limpieza Lipasam que a base de manguera de agua empapan las calles.




La Música

Si lo que quieres es escuchar música comercial y de discotequeo, este no es tu sitio.

En todas las casetas el 95% del tiempo suenan sevillanas, rumbitas y flamenquito. Es cierto que en algunas casetas a altas horas de la noche se empiezan a escuchar reggaetón y sucedáneos, pero esa NO es la esencia de la Feria. Algunas casetas cuentan con escenarios, actuaciones en directo y pequeños grupos de cante. Fíjate en cómo se palmea y pierde la vergüenza.